San Nicolas News

Diego nuestro que estás en tus goles (capítulo 1)

El mundo le rinde homenaje eterno. En las calles de Nápoli, en los barrios humildes del Conurbano, en todos los estadios del mundo. Porque definitivamente el fútbol después de él fue otro. Nunca antes el deporte más popular de la tierra pudo haber experimentado una bisagra semejante, y nunca jamás la podrá experimentar nuevamente. Maradona hubo, hay y habrá uno solo. Y en esta columna dominical, lejos del morbo en el que abreva otra clase de periodismo, elegimos homenajearlo repasando su historia como futbolista. Y específicamente su registro como goleador.

El Hampden Park es el estadio más importante de Escocia. Allí, además de disputarse los partidos de la selección escocesa de fútbol, y de jugar como local el Queen’s Park FC, se realizan habitualmente recitales y conciertos que congregan multitudinarias asistencias de público. Pero además de todo eso, el Hampden está signado por un dato que lo eterniza en la historia. En ese estadio, el 2 de junio de 1979, convirtió su primer gol con la camiseta de la selección mayor argentina de fútbol nada menos que Diego Armando Maradona.

Argentina enfrentó a Escocia en el marco de una gira de cuatro amistosos disputados en 1979. El primero tuvo lugar el 22 de mayo (empate 0 a 0 y triunfo argentino en los penales) ante Holanda, en lo que fue la revancha de la final de la Copa del Mundo jugada en nuestro país un año antes. El segundo amistoso se jugó el 25 de mayo, empate en dos goles ante Italia, en Roma (los goles argentinos fueron convertidos por Valencia y Passarella de penal). Después vendría el empate en 0 ante Irlanda en Dublín, y se cerraría la gira en Glasgow.

La selección local alistó a Alan Roderick Rough (ST George Wood): George Elder Burley, Alexander Iain Fordyce Munro, David Narey y Paul Anthony Hegarty: Alan David Hansen, Francis Peter McGarvey y John Wark: Kenneth Mathieson Dalglish (capitán), Richard “Asa” Hartford (69′ Francis Tierney Gray) y Arthur Graham. El entrenador era John “Jock” Stein.

La selección argentina del Flaco Menotti lo hizo con: Ubaldo Matildo Fillol: Jorge Mario Olguín, Hugo Eduardo Villaverde (21′ Enzo Héctor Trossero), Daniel Alberto Passarella (capitán) y Alberto César Tarantini: Juan Alberto Barbas, Américo Rubén Gallego y Diego Armando Maradona: René Orlando Houseman (56′ Norberto Daniel Outes), Leopoldo Jacinto Luque y José Daniel Valencia.

El equipo argentino se llevó el triunfo con dos tantos de Luque (a los 33′ y a los 61′) y el citado gol inaugural de Diego en la selección mayor, a los 70 minutos de juego.

El árbitro fue el inglés Patrick Partridge (Inglaterra), y según las crónicas periodísticas, presenciaron el encuentro 61.918 espectadores. Si se tiene en cuenta la capacidad mayoritariamente consignada en Internet del Hamden Park, dicho estadio puede albergar a 51.866 espectadores sentados. Comparando ese dato con la asistencia informada por la célebre revista “El Gráfico”, hubo 10.052 espectadores que excedieron dicha capacidad. Es que la presencia de Maradona, ya en 1979, despertaba la expectativa de todo el mundo fútbolístico, aun sin haber brillado todavía en el Juvenil de Japón (disputado ese mismo año pero entre el 25 de agosto y el 7 de septiembre).

A los 25 minutos del segundo tiempo el “Rana” Valencia cruzó la mitad de la cancha con pelota dominada y la tiró larga hacia la derecha del ataque argentino. Por allí venía Diego Maradona, en posición contraria a su perfil. Pero enseguida controló, se acomodó para su pierna más hábil, y buscó, con su periférica vista, la presencia de Luque o de Outes, que venían entrando por el otro lado del área. El arquero Rough salió desesperado a cubrir su valla, Diego amagó tirar el centro, y cuando Rough le hizo un mínimo pasito hacia la derecha, le tocó la pelota suave entre su humanidad y el palo izquierdo. Golazo. Inolvidable. Fue el primero de sus 34 goles con la celeste y blanca del combinado mayor de AFA. El inicio de una historia goleadora que llevaría a nuestra selección a los primeros lugares del mundo futbolístico.

Para finalizar la columna, repasaremos semanalmente una de las tantas canciones dedicadas a Diego. En este caso, “La canción del brujito”, extraordinaria creación de Peteco Carabajal. Aquí en una versión que incluye nada menos que a Charly García, y a Bruno Arias.

San Nicolas News

Nuestras redes

Seguinos en Facebook, Twitter e Instagram y mantenete informado